Apple
Spotify
Google
Ven, Sígueme: Acordarse del Señor (Helamán 7-12) 😩¿Alguna vez has deseado que tu vida fuera más como la de otra persona? 👀 ¿Alguna vez ha estado en una situación en la que los miembros de su grupo hablaban mal de un líder de la iglesia? 🦠 ¿Se ha preguntado cómo un Padre Celestial amoroso podría disciplinar a sus hijos? Respondemos a todas estas preguntas en el estudio de esta semana de Helamán 7-12. Transcripción Del Episodio: Segmento 1 Mientras estudiaba estos capítulos, encontré un video que tenía una buena lección práctica. El video nos mostró un imagen de niños pintando en un salón de clases. El presentador en el video nos pidió que identificáramos todas las cosas en la imagen que son rojas, y que solo nos daría 5 segundos para hacerlo. Cuando pasaron los 5 segundos, el presentador nos preguntó: "Genial! Ahora,¿puedes nombrar algo que era azul en la imagen?" ¡No podría nombrar ni un solo objeto! Estaba tan concentrado en encontrar las cosas rojas, que ignoré por completo las cosas que eran de cualquier otro color. El punto que la persona en el video estaba tratando de hacer es que a menudo solo vemos lo que estamos buscando. Todos tenemos prejuicios y opiniones que a veces nos impiden ver las cosas con claridad. En el capítulo 7 de Helamán, vemos un lado de Nefi, el hijo de Helamán, con el que creo que todos podemos relacionarnos. Después de ir y ser rechazado de los de la tierra del norte, Nefi decide volver a su casa en Zarahemla. Pero cuando llega, ¿qué pudo ver? Palomitas de maíz florecer… Leamos los versículos 4-5, y mientras leemos juntos, observemos cuán similares son algunos de estos problemas a nuestros días: 4 Y al ver al pueblo en un estado de tan terrible iniquidad, y que aquellos ladrones de Gadiantón ocupaban los asientos judiciales —habiendo usurpado el poder y la autoridad del país, pasando por alto los mandamientos de Dios y en ningún sentido siendo rectos ante él, negando la justicia a los hijos de los hombres, 5 condenando a los justos por motivo de su rectitud, dejando ir impunes al culpable y al malvado por causa de su dinero; y además de esto, siendo sostenidos en sus puestos, a la cabeza del gobierno, para regir y obrar según su voluntad, a fin de obtener riquezas y la gloria del mundo, y además, para más fácilmente cometer adulterio, y robar, y matar, y obrar según sus propios deseos— ¿No suena exactamente como el estado en el que se encuentra el mundo hoy en día? ¡Ser rechazado por enseñar el evangelio en la Tierra del Norte y ahora regresar a casa para descubrir que las cosas están peor, no es el mejor recibimiento a casa! Vs 6 dice cuando Nefi vio esto, su corazón se llenó de dolor dentro de su pecho. Y no lo culpo. Apuesto a que también estaba frustrado y tal vez incluso un poco enojado. En este punto bajo, escuchen la oración que ofrece y vean si pueden identificar la debilidad de Nefi del que todos somos culpables: 7 ¡Oh, si hubiese vivido en los días en que mi padre Nefi primero salió de la tierra de Jerusalén, para haberme regocijado con él en la tierra de promisión! Entonces su pueblo era fácil de tratar, firme en guardar los mandamientos de Dios, y tardo en dejarse llevar a la iniquidad; y era pronto para escuchar las palabras del Señor. 8 Sí, si hubiesen sido aquellos días los míos, entonces mi alma se habría regocijado en la rectitud de mis hermanos. 9 Pero he aquí, es mi comisión que estos sean mis días. El cree que el pueblo de Nefi era fácil de tratar?…. Hola, ¿no leyó sobre Lamán y Lemuel? Tardos en dejarse llevar a la iniquidad; y prontos para escuchar las palabras del Señor?… De nuevo, ¿no ha oído hablar de Lamán y Lemuel? Nefi estaba enfocando la maldad en su época y deseando que fuera otra cosa: la situación idealizada de la época de Nefi que nunca fue real. Pero puedo relacionarme. Me gusta ver que incluso los siervos del Señor valientes pueden tener días malos y momentos débiles. Es reconfortante saber que los profetas del Libro de Mormón eran humanos y sufrían las mismas tendencias con las que sufrimos hoy. Cuando los tiempos se ponen difíciles o nos sentimos atrapados en una situación que no nos gusta, a menudo es nuestra naturaleza dejar que nuestras mentes piensen, como hay un dicho en inglés que dice: El pasto siempre parece más verde al otro lado de la cerca? Nefi dice "Si hubo vivido en los días [de Nefi] y Si hubo sido aquellos Dias los mios". El peligro de esta forma de pensar está en la palabra “Si.” Yo he sido víctima de esta forma de pensar antes, puedo admitirlo. Es posible que actualmente nos sintamos así acerca de nuestro trabajo, nuestro estado financiero, nuestra apariencia física… incluso nuestras relaciones. “Si tan solo pudiera conseguir un ascenso, seré feliz. Si tan solo ganara más dinero, sería feliz. Si tan solo me pareciera a algunas de las personas que veo en la televisión o en Instagram, sería feliz. Si solo mi esposo / esposa fuera más fiel en la iglesia, o si solo mis hijos me escucharan, o si solo este dolor desapareciera, entonces sería feliz ”. Al igual que la lección práctica del video que vi, a veces nos enfocamos demasiado en lo que queremos ver ... que no podemos ver claramente todo lo bueno que tenemos, todo con lo que el Señor nos ha bendecido. El pasto no es más verde al otro lado de la cerca, es más verde donde lo riegas. Si me permite ser un poco personal, en mi bendición patriarcal, una de las últimas sugerencias que me da es "ser feliz con su suerte en la vida". Nunca entendí realmente lo que eso significaba hasta esta semana. El obispo Gerald J. Caussé, obispo presidente de la iglesia, enseñó: “No puedes controlar todas las circunstancias de tu vida. Te sucederán cosas buenas y desafiantes que nunca esperabas. Sin embargo, declaro que tienes el control de tu propia felicidad. Ustedes son los arquitectos de la misma…. No, tu felicidad no es realmente el resultado de las circunstancias de tu vida. Es mucho más el resultado de su visión espiritual y los principios sobre los que basa su vida. Estos principios le brindarán felicidad independientemente de los desafíos inesperados y las sorpresas que inevitablemente enfrentarán durante su jornada aquí en la tierra.” (Traducido por EstudioEn15) https://www.churchofjesuschrist.org/broadcasts/article/ces-devotionals/2012/01/we-are-the-architects-of-our-own-happiness?lang=eng Segmento 2 En la Conferencia General de abril de 2015, el élder Ulisses Soares compartió la siguiente historia: “Conozco a un fiel joven diácono... Debido a que ha procurado seguir el consejo de sus padres y líderes de la Iglesia, su fe y determinación se ha puesto a prueba todos los días, a pesar de ser tan joven. Me contó que un día lo tomó por sorpresa una situación difícil e incómoda: sus amigos estaban mirando imágenes pornográficas en sus teléfonos. En ese preciso momento, ese joven tuvo que decidir qué era más importante: su popularidad o su rectitud....” Detengámonos ahí mismo ... ¿qué harías en esa situación? Aunque esta puede ser una decisión fácil de tomar para la mayoría, porque la pornografía es obviamente mala, ¿qué pasa si la situación no es tan grave? ¿Qué pasa si escuchas a un grupo de tus amigos de la iglesia hablar mal del obispo u otro líder? ¿Cómo manejarías una situación en la que tengas que elegir entre la popularidad de sus amigos o un líder de la iglesia? Después de que Nefi entregó con valentía un mensaje de arrepentimiento a su pueblo en Helamán 7, escuchen cómo los jueces, quienes eran secretamente miembros de la banda de Gadiantón, reaccionaron a la enseñanza de Nefi en Helamán 8: 4-6: 4 ​Y aquellos jueces estaban irritados contra él, porque les ​​​habló​ claramente concerniente a sus obras secretas de tinieblas; sin embargo, no osaron ellos mismos echar mano de él, pues temían que el pueblo clamara contra ellos. ​​​5 ​Por tanto, gritaron al pueblo, diciendo: ¿Por qué permitís que nos injurie este hombre? Pues, he aquí, él condena a todo este pueblo hasta la destrucción; sí, y también dice que estas grandes ciudades nuestras nos han de ser arrebatadas, de modo que no habrá lugar en ellas para nosotros. ​​​6 ​Y sabemos que esto es imposible, porque he aquí, somos poderosos, y nuestras ciudades son grandes; por tanto, nuestros enemigos no pueden tener dominio sobre nosotros. Nefi al comienzo del Libro de Mormón tenía razón ... Los inicuos hallan dura la verdad. Ahora sigan mientras leo los versículos 7-9 y observen cómo algunos de los nefitas respondieron a las acusaciones de los jueces contra Nefi. 7 ​Y ocurrió que así incitaron al pueblo a la ira en contra de Nefi, y suscitaron contenciones entre ellos; porque hubo algunos que gritaron: Dejad a este hombre en paz, porque es un hombre bueno y las cosas que él dice ciertamente acontecerán, a menos que nos arrepintamos; ​​​8 ​sí, he aquí, todos los castigos de que nos ha testificado caerán sobre nosotros; porque sabemos que nos ha testificado con acierto tocante a nuestras iniquidades. Y he aquí, son muchas, y él ​​​sabe​ todas las cosas que nos sobrevendrán tan cierto como conoce nuestras iniquidades; ​​​9 ​sí, y he aquí, si no hubiese sido profeta, no habría podido testificar concerniente a esas cosas. Durante las conferencias generales, de barrio y de estaca, levantamos la mano y sostenemos a nuestros líderes. al igual que algunos de los de la multitud, podemos no solo alzar la mano, sino también alzar la voz para apoyar y sostener al profeta, al Obispo y todos nuestros líderes, incluso cuando el hacerlo no nos dé popular. Terminamos la historia del élder Soares sobre el joven cuyos amigos estaban mirando pornografía: “En los instantes que siguieron, se armó de valor y dijo a sus amigos que lo que estaban haciendo no era correcto. Más aun, les dijo que debían dejar de hacer lo que hacían o de lo contrario se convertirían en esclavos de ello. La mayoría de sus compañeros se burlaron de su consejo diciéndole que era parte de la vida y que no tenía nada de malo. No obstante, hubo uno de ellos que escuchó el consejo del joven y decidió dejar de hacer lo que estaba haciendo... Tú eres responsable por las decisiones que tomes. Dios te tiene presente y te ayudará a tomar buenas decisiones, aun cuando tu familia y amigos utilicen su albedrío en forma equivocada. Debes tener la valentía moral de permanecer firme en tu obediencia a la voluntad de Dios, aun cuando tengas que permanecer solo. Al hacerlo, darás el ejemplo que otras personas pueden seguir.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/liahona/2015/05/general-priesthood-session/yes-we-can-and-will-win?lang=spa Segmento 3 Sé que estoy pasando por alto una gran historia de Nefi profetizando un asesinato. Esta historia definitivamente merece una seria reflexión. Quiero terminar pidiéndoles considerar las siguientes actividades y pregúntense, ¿soy rápido para completar estas actividades o soy lento para completarlas? • Responder a un mensaje de texto de un amigo • Levantarse por la mañana • Completar un proyecto en el trabajo o en la escuela • Leer la escrituras y orar Mientras leo Helamán 12: 4–6, sigan la lectura y busquen lo que Mormón dijo que muchas personas en ese tiempo eran prestas y lentas en hacer. 4 ​¡Oh cuán insensatos y cuán vanos, cuán malignos y diabólicos, y cuán ​​​prontos​ a cometer iniquidad y cuán lentos en hacer lo bueno son los hijos de los hombres! ¡Sí, cuán prestos son a escuchar las palabras del maligno y a poner su ​​​corazón​ en las vanidades del mundo! ​​​5 ​¡Sí, cuán prestos están para ensalzarse en el ​​​orgullo​; sí, cuán prestos para jactarse y cometer toda clase de aquello que es iniquidad; y cuán lentos son en acordarse del Señor su Dios y en dar oído a sus consejos; sí, cuán lentos son en ​​​andar​ por las vías de la prudencia! ​​​ En resumen, fueron rápidos para hacer el mal y lentos para hacer el bien. Los capítulos 11 y 12 del libro de Helamán cubren 14 años de la historia nefita en los que el pueblo atravesó un ciclo de rectitud e iniquidad. Este ciclo a menudo se reconoce come el ciclo del orgullo y se explica claramente en 12: 2-3 (observen las frases “podemos ver que” y “Así vemos que ...” que discutimos en la clase de la última semana. Este es el punto que Mormón esta intentando enseñar): 2 ​Sí, y podemos ver que es precisamente en la ocasión en que ​​hace prosperar a su pueblo, sí, en el aumento de sus campos, sus hatos y sus rebaños, y en oro, en plata y en toda clase de objetos preciosos de todo género y arte; preservando sus vidas y librándolos de las manos de sus enemigos; ablandando el corazón de sus enemigos para que no les declaren guerras; sí, y en una palabra, haciendo todas las cosas para el bienestar y felicidad de su pueblo; sí, entonces es la ocasión en que ​​​endurecen​ sus corazones, y se olvidan del Señor su Dios, y ​​​huellan​ con los pies al Santo; sí, y esto a causa de su comodidad y su extrema prosperidad. ​​​3 ​Y así vemos que excepto que el Señor ​​​discipline​ a su pueblo con muchas aflicciones, sí, a menos que lo visite con muerte y con terror, y con hambre y con toda clase de pestilencias, no se ​​​acuerda​ de él. Si no tenemos cuidado, la prosperidad puede llevarnos a olvidar al Señor y el Señor castiga a Su pueblo para hacer que lo recuerden. En la lectura de esta semana, el Señor comienza a castigar al pueblo de Zarahemla a través de una guerra, pero Nefi le pide que los castigue de una manera diferente; a través de una hambruna. ¿Por qué crees que Nefi piensa que una hambruna humillaría a la gente mejor que una guerra? ¿Cómo funciona una guerra de manera diferente dentro de un pueblo que una hambruna? Bueno ... ¿a quién culpas por una guerra? Por lo general, las personas con las que estás luchando. ¿Pero a quién culpas si deja de llover o si hay un desastre natural? ¡Ninguno! No hay nadie más a quien acudir que no sea Dios ... Ambos lados tienen que acudir a Dios en busca de ayuda y alivio. Para todos es muy evidente que esos problemas son más grandes de lo que cualquier partido o gobierno puede solucionar. Esto se aplica perfectamente a nuestra situación actual, ¿no? Élder D. Todd Christofferson, nos enseñó acerca de las razones por las cual El Señor aveces nos castiga: el dijo: “La disciplina divina tiene por lo menos tres propósitos : (1) persuadirnos al arrepentimiento, (2) purificarnos y santificarnos y (3) a veces reorientar nuestro rumbo en la vida hacia lo que Dios sabe que es un mejor camino.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/general-conference/2011/04/as-many-as-i-love-i-rebuke-and-chasten?lang=spa Actualmente todos estamos pasando por un desastre natural global. ¿Qué ha aprendido a través de esta pandemia? ¿Cómo te ha cambiado o purificado? ¿Cómo te ha reorientado? El presidente Russell M. Nelson en una publicación reciente en Facebook enseñó: “Ahora que ya han pasado tantos meses de esta pandemia del COVID-19, pensé que podría compartir algo de lo que he aprendido. He sentido mucho pesar sobre esta pandemia; he llorado con familias que han perdido a seres queridos. Muchos han perdido sus empleos. Algunas personas han luchado para encontrar alimentos y provisiones adecuados. Se han cancelado, pospuesto o cambiado de alguna manera ceremonias de graduación, matrimonios y funerales. Siento gran compasión por todas las personas que han sufrido. Al mismo tiempo, Wendy y yo hemos aprendido mucho. Incluso entre nubes de dolor, hemos encontrado algunas cosas positivas. Muchas familias han vuelto a consagrar a sus hogares como santuarios de fe. Muchos comprenden mejor lo importante que es la familia y que en verdad esta es ordenada por Dios, con un destino eterno. Asimismo, hemos aprendido que el temor, el aislamiento y la pérdida pueden mitigarse al dedicarnos al cuidado de otras personas.... Queridos amigos, el camino por delante puede tener obstáculos, pero nuestro destino es sereno y seguro. Por lo tanto, ajusten su cinturón de seguridad, sosténganse a través de los obstáculos y hagan lo que es correcto. Su recompensa será eterna.“ https://www.facebook.com/501224873278287/posts/3206010176133063/?extid=iZV9ddNNmC0klGSr&d=n
Cómo Escuchar:
Anchor
Stitcher
Ven, Sígueme: Acordarse del Señor (Helamán 7-12)
EstudioEn15