Spotify
Cómo Escuchar:
Esta semana estudiamos 1 Nefi 8-10. Enfocamos todo el episodio en el sueño de Lehí. Aprendemos acerca de cómo nos habla el Señor y sus contra estrategias para las tácticas del adversario. También analizamos dos de los cuatro grupos que Lehí vio dirigirse al Árbol. Notas: “El Evangelio es claro y sencillo. Responde a las preguntas más complejas de la vida, pero incluso un niño pequeño puede comprenderlo y aplicarlo.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/general-conference/2007/10/have-we-not-reason-to-rejoice?lang=spa “Tenemos la responsabilidad no sólo de escuchar sino de actuar de acuerdo con Su palabra, a fin de que podamos obtener las bendiciones de las ordenanzas y convenios del Evangelio restaurado.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/general-conference/2002/10/the-global-church-blessed-by-the-voice-of-the-prophets?lang=spa “El futuro de este mundo ha sido declarado durante mucho tiempo; el resultado final entre lo bueno y el mal ya se conoce. No hay absolutamente ninguna duda sobre quién gana porque la victoria ya ha sido publicada en el marcador. Lo único realmente extraño de todo esto es que todavía estamos aquí en el campo de juego tratando de decidir cual playera de equipo queremos usar!" (Jeffery R. Holland citado en el libro “Cuando la Vida se Pone Difícil” por John Bytheway, 2004) “En 1 Nefi 8:24-28, leemos acerca de un segundo grupo de personas que entró en el sendero estrecho y angosto que conducía al árbol de la vida. Los de este grupo “…avanzaron a través del vapor de tinieblas, asidos a la barra de hierro, hasta que llegaron y participaron del fruto del árbol.... Sin embargo, cuando las personas de ropa fina que ocupaban el edificio grande y espacioso se burlaron de este segundo grupo de personas, éstos “se avergonzaron” y “…cayeron en senderos prohibidos y se perdieron” (versículo 28). Es significativo el hecho de que los del segundo grupo avanzaron con fe y dedicación. También tuvieron la bendición adicional de la barra de hierro, ¡y estaban asidos a ella! Sin embargo, cuando enfrentaron la persecución y la adversidad, cayeron en senderos prohibidos y se perdieron. Aun con fe, dedicación y la palabra de Dios, los de ese grupo al final se perdieron —tal vez porque leían o estudiaban o escudriñaban las Escrituras sólo periódicamente. El asirse a la barra de hierro a mí me sugiere sólo “ráfagas” ocasionales de estudio o un remojo irregular en lugar de una inmersión constante y continua en la palabra de Dios.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/liahona/2011/10/lehis-dream-holding-fast-to-the-rod?lang=spa
Ven, Sígueme: Vengan y Coman de Aquel Fruto (1 Nefi 8-10)
EstudioEn15 - Ven, Sígueme
Anchor
Stitcher
Google
Apple
Circle loading spinnerImage of a partial circle indicating "loading."