Google
Cómo Escuchar:
Anchor
Stitcher
Ven, Sígueme: Mantenerse Firmes En La Fe De Cristo (Alma 43-52)
EstudioEn15
Ven, Sígueme: Mantenerse Firmes En La Fe De Cristo (Alma 43-52) Esta semana, comenzamos nuestro estudio de los capítulos de guerra en el libro de Alma. En el episodio de esta semana, hablamos de la importancia de nuestra armadura espiritual y nos preguntamos si nos estamos armando como un Nefita o un Lamanita. Luego discutimos los peligros de ser tentado por el Adversario "poco a poco." Terminamos el episodio hablando de la importancia de la preparación espiritual constante.  Transcripción Del Episodio: Estoy muy emocionado de comenzar nuestro estudio de los capítulos de guerra en el Libro de Mormón esta semana. Sé que para muchos miembros es difícil ver la necesidad de tantos capítulos de guerra. Pero espero poder ayudarles a ver estos capítulos desde una nueva perspectiva. Aunque los capítulos de guerra cubren los capítulos 43-62, esta semana nos centraremos en 43-52. A medida que estudiamos el Libro de Mormón, comenzamos a notar que, con el tiempo, la diferencia entre los nefitas y los lamanitas es cada vez más una cuestión de afiliación y creencia, y cada vez menos una cuestión de linaje y nacimiento. Por ejemplo, en Alma 43:4 dice: “... aconteció que los zoramitas se hicieron lamanitas...” ¿Cómo se convierte un Zoramita en un Lamanita? ¿Fue una transformación mágica? ¿Cambiaron su apellido y dejaron de ir a reuniones familiares? No, cambiaron sus creencias. Ultimamente, lo que debemos recordar al entrar en los capítulos de guerra es que los nefitas son aquellos que creen en Dios y los lamanitas son apóstatas o no conocen a Dios. Un buen recurso que me ha ayudado a comprender estos capítulos de guerra es un libro llamado Guerreros Rectos de John Bytheway. Muchos de los principios y conceptos que compartiré los obtuve de ese libro. Si pueden encontrar una copia, ¡lo recomiendo mucho! ¡Preparen sus escrituras y comencemos! 1. Los profetas saben dónde atacará el enemigo Al entrar en estos capítulos de guerra, lo primero que querrás entender es que estas historias se pueden entender de dos maneras. Primero, pueden tomarse literalmente. En Mormón 8:35, el profeta Mormón dice: “He aquí, os hablo como si os hallaseis presentes, y sin embargo, no lo estáis. Pero he aquí, Jesucristo me os ha mostrado, y conozco vuestras obras.” Él ve nuestro día, y si ve nuestro día, ¿qué ve? Vivo en los Estados Unidos, y solo en la historia de los Estados Unidos, hemos estado involucrados en la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, la Guerra de Vietnam, la Guerra del Golfo, la Guerra de Irak, y actualmente estamos en una guerra en Afganistán. Y eso es solo los de los Estados Unidos. Esto ni siquiera toma en cuenta a todos los demás países que también están luchando en sus propias batallas. Si vio nuestro día, no es de extrañar que haya decidido poner tantas historias sobre las guerras. Al leer estos capítulos literalmente, podemos ver cómo actúa un seguidor de Cristo en tiempo de guerra. Literalmente se nos enseña cómo el Señor quiere que nos comportemos cuando nuestra sociedad esté llena de guerras y rumores de guerras. La segunda forma en que podemos leer estos capítulos es metafóricamente. Hay tanto simbolismo en estos capítulos que nos advierte de las tácticas y estrategias que usa el adversario para tratar de desviarnos, ¡y cómo podemos superarlas! En este programa, me centraré en las lecciones simbólicas. La primera lección en la que quiero centrarme se encuentra en el capítulo 43. La primera guerra sobre la que leemos en este capítulo es una guerra contra el ejército lamanita liderado por un hombre llamado Zerahemna, y el ejército nefita liderado por un capitán de 25 años, Moroni! Escuchen cómo el capitán Moroni prepara su ejército en contraste con cómo Zerahemna prepara el suyo (esto es 43:19-21): 19 ...los ejércitos de los lamanitas vieron que el pueblo de Nefi, o que Moroni, había preparado a su gente con petos y con broqueles, sí, y con escudos también para protegerse la cabeza, y también estaban vestidos con ropa gruesa 20 —y el ejército de Zerahemna no se hallaba preparado con ninguna de estas cosas; solamente tenían sus espadas y sus cimitarras, sus arcos y sus flechas, sus piedras y sus hondas; y estaban desnudos, con excepción de una piel que llevaban ceñida alrededor de sus lomos… 21 ...por tanto, temieron en gran manera a los ejércitos de los nefitas por causa de su armadura, a pesar de ser su número mucho mayor que el de los nefitas. ¿Puedes imaginar los lamanitas preparándose para la batalla? “A ver…¿Cómo debo vestirme para la batalla de hoy? ¡Ah sí, el taparrabos!” Jajaj Un nefita con un puñado de rocas y un buen brazo podría causar mucho daño al ejército lamanita. ¿Nos estamos armando personalmente como una nefita o lamanita? ¿De qué maneras nos armamos a diario para que el adversario se asuste debido a nuestra armadura espiritual? La oración, el estudio de las Escrituras, asistir a la iglesia, visitar el templo, pagar nuestro diezmo, hacer convenios, GUARDAR Convenios, etc., etc., etc., todos sirven como una armadura espiritual en nuestra lucha contra el mal. Pero eso no es todo lo que el Capitán Moroni hace para proteger a su ejército. Leamos vs 23, y mientras leemos, subrayan a quién va Moroni para averiguar dónde necesitan ir para defenderse: 23 - Pero sucedió que tan pronto como salieron para el desierto, Moroni envió espías a vigilar su campo; y sabiendo también de las profecías de Alma, Moroni le envió ciertos hombres para pedirle que preguntara al Señor hacia dónde habían de marchar los ejércitos de los nefitas para defenderse de los lamanitas. Moroni no solo confió en sus espías. Sabiendo que Alma es un profeta, vidente y revelador, envía hombres a él para preguntarle al Señor dónde deben ir ... ¿por qué? Porque los profetas saben dónde atacarán los enemigos. Déjame decirlo de nuevo. El profeta sabe dónde atacarán los enemigos. Escuchen el Presidente Nelson, en esta última Conferencia General, advertir como el enemigo nos atacará hoy en dia: “El adversario es astuto. Durante miles de años, él ha estado haciendo que lo bueno parezca malo y lo malo, bueno. Sus mensajes suelen ser estruendosos, atrevidos y arrogantes. Sin embargo, los mensajes de nuestro Padre Celestial son sumamente diferentes. Él se comunica con sencillez, en voz baja y con tan asombrosa claridad que no podemos malentenderlo… Reitero mi súplica de que hagan lo que sea necesario para elevar su capacidad espiritual para recibir revelación personal.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/general-conference/2020/04/45nelson?lang=spa 2. Poco a poco La historia en el capítulos 47 tiene una gran lección que es una de mis favoritas en todos los capítulos de guerra. Después de que Moroni y su ejército derrotan a Zerahemna… ¿los lamanitas los dejaron en paz? No, un nuevo líder se levanta para liderarlos. Nuestra lucha con el adversario es constante. Amalickiah era halagador, astuto y traicionero, y no le importaba matar gente para conseguir lo que quería, como pronto lo averiguaremos. Y lo que quiere más que nada es ser rey. Él y sus seguidores van a la Tierra de Nefi (que está habitada por lamanitas) y comienzan a incitar a los lamanitas a enojarse contra los nefitas. Fue fácil persuadir al rey de los lamanitas para que atacara a los nefitas, y nombró a Amalickíah líder de un pequeño grupo de su ejército. Pero la mayor parte del ejército no quería atacar a las nefitas, por lo que designaron a un hombre llamado Lihonti para que los guiara, y ellos: “…se habían reunido en la cima de la montaña que se llamaba Antipas” (47:7) Ahora, aquí está la parte buena ... bueno, es una parte mala, pero es una buena lección, jajaj. ¿Recuerdas lo que Amalickiah quiere más que nada? ¡Ser rey! Y sabe que para hacerlo necesita el control no solo de una pequeña parte del ejército, sino de todo. Así que envió una embajada secreta a la montaña para invitar a Lehonti a bajar y hablar con él, pero Lehonti se negó. Dos veces más Amalickiah invitó a Lehonti a bajar, pero la gente de Lehonti estaban: “…fijado en sus mentes una firme resolución de que no los obligarían a ir contra los nefitas.” (47:6) Aquí está la parte crucial ... Ya que era obvio que Lehonti no iba a bajar de la montaña, (escuchan con sus oídos espirituales) “…Amalickíah ascendió al monte casi hasta el campo de Lehonti…” (vs12) ¿Puedes ver lo que está pasando? Si no puede hacer que Lehonti baje completamente, tal vez podría hacerlo bajar solo un poco. ¿Estás escuchando con tus oídos espirituales? Entonces, cuando el manipulador Amalickíah envía su comunicación por cuarta vez, casi puedes escucharlo decir: “No te preocupes, Lehonti ... baja solo un poco. ¿te sientes desprotegido? Está bien, puedes traer a tus guardias contigo ... soy tu amigo. No quiero lastimarte ". ¿Estás escuchando con tus oídos espirituales? La decisión de bajar, solo un poco, y hablar con Amalickíah termina siendo el comienzo del fin para Lehonti. Después de que Amalickíah se gana la confianza de Lehonti, el vs.18 nos dice que: “…Amalickíah hizo que uno de sus siervos administrase veneno a Lehonti, poco a poco, hasta que murió.” Si hay algo que quiero que saquen de estos capitulos, es que la táctica del adversario mas efectiva es intentar atraparnos poco a poco. Como "Solo prueba un poco. No te hará daño". o "Solo quédate un rato, estarás bien". o "Sólo una vez no hará daño. Puedes arrepentirte despues". Aunque puede ser muy descarado con el resto del mundo, con los seguidores de Cristo, es más astuto e intrigante. La presidenta Elaine S. Dalton, presidenta general de las mujer joven en 2008, enseñó: “[Aceptando] las falsas promesas de Amalickíah, Lehonti fue envenenado “poco a poco” hasta que murió; no sólo envenenado, sino que “poco a poco”. ¿Podría estar ocurriendo esto mismo hoy día? ¿Es posible que primero toleremos, que después aceptemos y que por último abracemos el vicio que nos rodea? ¿Será que hemos sido engañados por los falsos modelos de conducta y los convincentes mensajes de los medios de comunicación que nos hacen olvidar nuestra identidad divina? ¿Estamos también siendo envenenados poco a poco? No hay mayor malicia que el tentar a la juventud de esta noble generación para que no haga nada, o para que estén ocupados escribiendo siempre mensajes de texto sin nunca llegar a un conocimiento de las verdades que se encuentran en un libro que fue escrito para ustedes y estos días por profetas de Dios: el Libro de Mormón. No hay mayor malicia que tentar a las mujeres —jóvenes y mayores—… a estar tan absortas en nosotras mismas, nuestra apariencia, ropa, la forma y talla de nuestro cuerpo, y de ese modo perder de vista nuestra identidad divina y nuestra habilidad de cambiar el mundo mediante nuestra influencia virtuosa. No hay mayor malicia que tentar a los hombres—jóvenes y mayores, que poseen el santo sacerdocio de Dios—a ver pornografía seductora y así fijar la atención en la carne en vez de la fe; a ser consumidores de vicio en vez de defensores de la virtud….Creo firmemente que una jovencita o un jovencito virtuosos, guiados por el Espíritu, pueden cambiar el mundo pero, para hacerlo, debemos volver a la virtud” https://www.churchofjesuschrist.org/study/general-conference/2008/10/a-return-to-virtue?lang=spa 3. Preparado de una manera nunca antes conocida Como boy scout, una de las cosas que se inculcó en nuestras mentes fue el lema "Prepárate". ¡Y creo que también podría haber sido el lema de Moroni! Anteriormente discutimos que el ejército lamanita solo se vistieron en taparrabos para las batallas. Pero llegando a Alma 49, se han vuelto más inteligentes y comienzan a aparecer con armadura. Anticipándo a este cambio de estrategia, porque el adversario también cambia sus tácticas, Moroni tenía otro truco bajo la manga, jaja. ¡Ahora los nefitas han fortificado sus ciudades! Y en 49: 5 y 8 dice que: 5 - los capitanes principales de los lamanitas se asombraron en extremo, a causa del acierto de los nefitas en preparar sus plazas fuertes. 8 - Pero he aquí, para su mayor asombro, ellos estaban preparados para recibirlos de una manera como nunca se había conocido entre los hijos de Lehi. Fueron preparados de una manera nunca antes conocida ... ¿Cuáles son algunas de las maneras “nunca antes conocidas” en las que nos preparamos para los ataques espirituales? Dedicar una tarde como familia donde aprendamos sobre el evangelio podría ser una manera nunca antes conocida. Dedicar tiempo a leer las Escrituras parece ser especialmente extraño para la mayor parte del mundo. Ir a un templo donde hacemos convenios y usamos ropa simbólica para recordarnos de nuestros convenios es definitivamente algo nunca antes conocido por el mundo. De hecho, hablando de templos y preparación, el Presidente Nelson enseñó: “Así como los templos están preparados para las personas, las personas necesitan prepararse para el templo” https://www.churchofjesuschrist.org/study/liahona/2010/10/prepare-for-the-blessings-of-the-temple?lang=spa En el primer versículo del capítulo 51, aprendemos: 1 - … que Moroni no cesó de hacer preparativos para la guerra ni para defender a su pueblo de los lamanitas… Leemos que ordenó que las ciudades fueran rodeadas por montones de tierra. Luego les hizo colocar obras de maderos erigidas a la altura de un hombre encima de los montones. ¿Eso fue todo? No, entonces les pidió que construyeran estacadas sobre las obras de maderos. ¿Se detuvo allí? No, les pidió que construyeran torres mas altas que las estacadas y pusieran hombres en ellas para vigilar. Los montones, estacadas, vigas y torres trabajaron juntos para proporcionar una barrera formidable al enemigo. La fortificación espiritual no se trata de hacer solo una cosa y ya. El presidente M. Russell Ballard enseñó: “No hay una gran cosa que podamos hacer para armarnos espiritualmente. El verdadero poder espiritual reside en numerosos actos menores entretejidos en un tejido de fortalecimiento espiritual.” (Traducido por EstudioEn15) https://www.churchofjesuschrist.org/study/ensign/2004/07/be-strong-in-the-lord?lang=eng
Apple
Spotify