Ven, Sígueme: Alza la Cabeza y S de Buen nimo (3 Nefi 1-7) 🤔🤔¿Te has preguntado alguna vez, por qué parece que Dios espera hasta el último momento posible para enviar su ayuda? 🕓  Respondemos a esta pregunta en nuestro estudio de 3 Nefi 1-7. En este episodio, también discutimos la importancia de estar unidos como miembros de la iglesia y ayudarnos unos a otros. Transcripción del Episodio: ¡Bienvenidos a otro episodio de EstudioEn15! Especialmente si está escuchando por primera vez. Lo mejor de este podcast es que puedes escuchar mientras trabajas, conduces, corres o haces los quehaceres del hogar. Asegúrense de visitar a EstudioEn15.com para suscribirse a nuestro boletín donde enviamos nuestra hoja de ayuda que sirve como complemento a este episodio y su estudio. También incluiré los enlaces donde puede registrarse para visitas virtuales de los sitios de historias de la iglesia en el boletín. Hay tantos recursos excelentes para ayudar a su familia a estudiar el Libro de Mormón este año. Si está buscando un recurso excepcional para ayudar a sus pequeños a aprovechar al máximo el Libro de Mormón, consulte Ven, Sígueme Primaria en YouTube. Tienen una excelente manera de presentar la historia de las lecturas asignadas cada semana y ayudar a nuestros niños a aplicar las Escrituras en sus vidas. Échales un vistazo. ¡No te arrepentirás! Esta semana comenzamos un nuevo libro: 3 Nefi. Estoy emocionado de profundizar los capítulos 1 al 7 con usted, así que tomen sus Escrituras y comencemos. Segmento Uno Al comienzo de 3 Nefi 1, vemos que se acercaba el tiempo del cumplimiento de la profecía de Samuel el Lamanita sobre el nacimiento del Salvador. Los creyentes esperaban la señal que Samuel había dicho que vendría. Y los incrédulos amenazaron con matar a los creyentes si la profecía no se cumplía en cierto día. Mientras leía eso esta semana, recordé que adoramos a un Dios de la Cuarta Vigilia. ¿Qué quiero decir con eso? En Marcos 6 y Mateo 15 encontramos la historia de Cristo caminando sobre el mar. Después de alimentar a la multitud, Jesús envía a los 12 apóstoles a cruzar el mar y viajar a Betsaida. Marcos describe que luchaban a remar, y que el viento estaba contra ellos y se fatigaron en remar contra el viento. Y en Marco 6:48 dice: 48 Y [Jesus] los vio fatigados, remando, porque el viento les era contrario; y cerca de la cuarta vigilia de la noche, vino a ellos caminando sobre el mar, y quería adelantárseles. La noche Hebrea se dividió en cuatro vigilias: de seis a nueve de la noche era la primera vigilia, de nueve a la medianoche la segunda, de la medianoche a las tres de la mañana era la tercera y de las tres a las seis de la mañana la cuarta vigilia. Así que Cristo les enviaba al mar desde la tarde y no salió para rescatarles hasta la cuarta vigilia. Nosotros adoramos un Dios de la cuarta vigilia. Es decir, para ayudarnos crecer y aprender, aveces espera hasta el último momento para mandar su ayuda. Esta no es la única vez que Cristo espera hasta la cuarta vigilia para enviar su ayuda. En Jospeh Smith - History 1:16, José Smith escribió: En el momento en que estaba para hundirme en la desesperación y entregarme a la destrucción.... precisamente en este momento de tan grande alarma, vi una columna de luz. Nefi de la lectura de esta semana también tuvo que esperar hasta la cuarta vigilia, en 3 Nefi 1: 9-13: 9 Y sucedió que los incrédulos fijaron un día en el cual se habría de aplicar la pena de muerte a todos aquellos que creyeran en esas tradiciones, a menos que se verificase la señal que había indicado el profeta Samuel. 10 Y ocurrió que cuando Nefi hijo de Nefi, vio esta iniquidad de su pueblo, su corazón se afligió en extremo. 11 Y acaeció que fue y se postró en tierra y clamó fervorosamente a su Dios a favor de su pueblo, sí, aquellos que estaban a punto de ser destruidos por motivo de su fe en la tradición de sus padres. 12 Y sucedió que todo ese día imploró fervorosamente al Señor, y he aquí, la voz del Señor vino a él, diciendo: 13 Alza la cabeza y sé de buen ánimo, pues he aquí, ha llegado el momento; y esta noche se dará la señal, y mañana vengo al mundo Igual que los apóstoles en la antigüedad y José Smith, Nefi y los creyentes estaban en los momentos finales y se sentía que estaban por ser destruidos, pero también como los apóstoles y José Smith ... llegó la ayuda. La ayuda siempre llega. No sé por qué el Señor no pudo decirle a Nefi antes. No sé por qué no pudo habérselo revelado una semana antes y decirle: "¡No te preocupes! la señal vendrá la próxima semana ". Pero si se que siempre viene. Este es un principio importante para aprender porque, a veces soy una persona de primera vigilia. OK OK... entiendo que a veces nuestras pruebas están aquí para ayudarnos. aunque me gustaría que el señor viniera en la primera vigilia, si entiendo que necesito aprender algo. pero realmente desearía que por lo menos viniera en la segunda vigilia o tal vez hacemos un compromiso y venir la tercera vigilia, porque la cuarta vigilia se siente demasiado lejos. Quizás alguno de nosotros en este momento nos sintamos que ya estamos en la cuarta vigilia. La verdad es que, cuando nos sentimos que ya estamos en la cuarta vigilia y el señor no ha venido o mi prueba no ha sido resuelto, o la bendición que estaba esperando no llegue, podemos comenzar a hacer algunas suposiciones que son peligrosas. podemos comenzar a suponer que él no está allí o que está ahí pero no le importa o que no está escuchando. O tal vez la suposición más peligrosa que no somos digno para recibir su ayuda. Siga mientras leo el versículo 22 y busquen lo que Satanás hizo para persuadir a la gente de que no crean en las señales del nacimiento del Señor: 22 Y sucedió que de allí en adelante Satanás empezó a esparcir mentiras entre el pueblo, para endurecer sus corazones, a fin de que no creyeran en aquellas señales y prodigios que habían visto; pero a pesar de estas mentiras y engaños, la mayor parte del pueblo creyó y se convirtió al Señor. ¿Qué hizo Satanás? Esparció mentiras para intentar que la gente no creyera. ¿Cuáles son algunas de las mentiras que Satanás esparce hoy? Estas mentiras pueden sonar muy parecidas a: no soy digno de orar ni de pedir ayuda divina. No encajo en esta iglesia ... no hay lugar para mí aquí. ¿Cómo puede un Padre Celestial amoroso permitirnos sufrir a través de una pandemia tan mortal ... tal vez no hay un Dios? Pero, ¿cómo respondió la mayor parte del pueblo a las mentiras de Satanás? Leímos que “a pesar de estas mentiras y engaños, la mayor parte del Pueblo creyó”. ¡Eligieron creer de todos modos! Es posible que sientas que estás luchando actualmente en el último minuto de la última hora de la cuarta vigilia, pero confíe en que la ayuda llegará como siempre lo ha hecho y lo hará, ¡y elija seguir creyendo! Él Obispo Richard C. Edgley, Primer Consejero del Obispado Presidente en 2010, enseñó: “Debido a los conflictos y desafíos que enfrentamos en el mundo de hoy, quisiera sugerir una sola opción: una opción de paz y protección, una opción que es adecuada para todos. Esa opción es la fe.... Escojan la fe en lugar de la duda; escojan la fe en lugar del temor; escojan la fe en lugar de lo desconocido y lo que no se ve; y escojan la fe en lugar del pesimismo.... Cuando la lógica, el razonamiento o el intelecto personal estén en desacuerdo con enseñanzas o doctrina sagradas, o si mensajes contradictorios atacan sus creencias... escojan no desechar la semilla de su corazón a causa de la incredulidad. Recuerden, no recibimos un testimonio sino hasta después de la prueba de nuestra fe.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/general-conference/2010/10/faith-the-choice-is-yours?lang=spa Segmento Dos En México y partes de Centro América, hay un árbol venenoso conocido como metopium brownei o localmente como el árbol Chechém. Este árbol excreta savia negra que causa un sarpullido horriblemente ardiente cuando entra en contacto con la piel. Ahora, un remedio sería limpiar el área afectada y aplicar una loción de calamina, pero eso solo calma el enrojecimiento y evita que se propague. Realmente no proporciona ningún alivio. Afortunadamente, si todos se topan con el árbol Chechém, el remedio está cerca. La Bursera simaruba, o el árbol Chaka como se le conoce localmente, generalmente crece dentro de los pies del árbol Chechém y, cuando se procesa correctamente, actúa como el antídoto para veneno del árbol chechém. No solo detiene la propagación de la erupción cutánea, sino que también ayuda a sanar la piel y a eliminar el dolor. La combinación de un veneno de árbol y su antídoto, sentados uno al lado del otro, es asombroso. Jaja esto que tiene que ver con la lectura de esta semana? En 3 Nefi 3: 1–10, aprendemos que Giddianhi, el líder de los ladrones de Gadianton, escribió una carta a Laconeo, el juez superior de los nefitas, para persuadirlo de que se rindiera a los ladrones de Gadianton. En la hoja de ayuda de esta semana, he incluido un área donde podemos enumerar las tácticas que Giddianhi usa para tratar de intimidar a Lachoneus con un área para escribir ejemplos modernos de estas tácticas. Lachoneus obviamente no se sintió intimidado por la carta de Gaddianhi, y mientras continuamos leyendo, notamos que la respuesta de Lachoneus suena familiar ... muy parecida a las respuestas del Capitán Mormoni a los ataques a sus ciudades. También incluí una tabla en la hoja de ayuda de esta semana para ayudarnos a visualizar los paralelos entre el Lachoneus y el Capitán Moroni. Pero quiero centrarme en un principio clave que creo que fue el catalizador de la victoria de Nefita contra la banda de Gadianton. En 3 Nefi 3:25, dice que Leconeo y su pueblo, ...se fortificaron contra sus enemigos; y moraron en una región y como un solo grupo; En 4: 3-4 dice que:: 3... se hallaban reunidos en un solo grupo. 4 Por consiguiente, no había manera de que los ladrones robaran ni obtuvieran alimentos, a no ser que fueran a la batalla contra los nefitas; y los nefitas se hallaban en un solo grupo. Tres veces menciona que eran un solo grupo, es decir, estaban unidos. Esta unidad no solo ayudó en la lucha contra los ladrones de Gadianton, sino que también ayudó a garantizar que todos fueran atendidos. Unos trajeron los alimentos y suministros que tenían y otros trajeron lo que ellos tenían, y lo juntaron para ayudar a garantizar que nadie se quedara sin necesitar. El versículo 4 continúa: los nefitas se hallaban en un solo grupo, y era grande su número, y se habían provisto de víveres y de caballos, y ganado, y rebaños de toda clase, para poder subsistir por el término de siete años. Estos Nefitas nunca hubieran podido sobrevivir 7 años sin la ayuda de los demás, sin la ayuda de sus vecinos. Al igual que los árboles Chechem y Chaka, el antídoto para el problema de los Nefita era su vecino. De la misma manera, el antídoto para su problema actual podría estar sentado en el banco frente a usted los domingos. Moroni 6: 5 nos enseña que la razón por la que nos reunimos como barrios y ramas es para: ...para ayunar y orar, y para hablar unos con otros concerniente al bienestar de sus almas. El Élder Dieter F. Uchtdorf enseñó: “Existe algo interesante, casi paradójico, en cuanto a este camino que han elegido: la única forma de progresar en la aventura del Evangelio es ayudar a otras personas a progresar también. El ayudar a los demás es la senda del discipulado. La fe, la esperanza, el amor, la compasión y el servicio nos refinan como discípulos.” https://www.churchofjesuschrist.org/study/general-conference/2019/10/43uchtdorf?lang=spa
Spotify
Stitcher
Cómo Escuchar:
Anchor
Ven, Sígueme: Alza la Cabeza y Sé de Buen Ánimo (3 Nefi 1-7)
EstudioEn15
Apple
Google